sábado, 21 de febrero de 2009

El Espíritu del Vino me atrapó en el 93


Pues ahí que estaba, con 20 añitos recién cumplidos y con muchas ganas de marcha, cuando en otoño de ese mismo año me proponen acudir a un concierto de Héroes del Silencio. Por aquel entonces reconozco que, si bien alguna de sus canciones me habían enganchado ya, no era seguidor del grupo ya que los veía demasiado blanditos para mi gusto. Pero bueno, ahí que acudimos entre otros Santiago, Alfonso y un servidor, y cuando aquello empezó he de reconocer que añuciné, ya que, por aquel entonces, para mí era nuevo eso de que una banda le diese 100 vueltas en directo a sus discos de estudio.

Ver a aquel tipo canijo cantar como un cañón mientras no paraba de saltar, de moverse y de escalar hasta lo más alto de la estructura del escenario fue toda una experiencia. Uno a uno fueron desgranando los temas de su último disco ante la absoluta devoción de un público entregado, y cuando todo llegó a su final a todos nos pareció demasiado poco las dos horas que duró. Fue en ese momento en el que me convertí en seguidor de ellos hasta su disolución y, posteriormente de Enrique Búnbury ( con altibajos, eso sí, aunque con su último trabajo, Hellville de Luxe, ha recuperado toda la fuerza y calidad que le hacen ser un artista único).

De El Espíritu del Vino, uno de mis primeros CDs, es imposible decir que éste u otro tema es flojo, está metido para rellenar o cualquier cosa similar. Me atrevería a apostar, así de memoria, que es el trabajo que más canciones aportó desde entonces a sus directos y, en el reencuentro de Héroes en 2007 también, estoy casi seguro ( jo, que bien que lo pasamos en Sevilla, concierto inolvidable). Muchos de los 16 temas de El Espíritu..., más de la mitad, sonaron demostrando que la calidad no se pierde con el paso de los años. Los más clásicos, a saber, serían Nuestros Nombres, Tesoro, Los Placeres de la Pobreza, La Herida, La Sirena Varada, El Camino del Exceso, Flor de Loto, Sangre Hirviendo, Tumbas de Sal y Bendecida. No pueden dejarse de escuchar La Apariencia no es Sincera, El Refugio Interior, Bendecida 2, Z ( instrumental, usada como sintonía en algún que otro programa de radio y tv) y La Alacena ( una joyita).

Os dejo con Tumbas de Sal, sencillamente genial en directo y, por supuesto, Sirena Varada.



3 comentarios:

rrcircus dijo...

Aaaayyyy que años aquellos 90. Yo los vi en madrid y la verdad es que el directo era simplemente arrollador. Eso sí, a mi el espíritu del vino ya me había atrapado tiempo atrás ;)
Saludos.

Blue Monday dijo...

Bueno, pues yo tenía 2 añitos más que tú en aquella época, y realmente me sucedía lo mismo que a ti. Por entonces engullía el rock callejero tipo Barricada y los Heroes se me quedaban flojillos. Tardíamente conocí la dimensión de aquella banda, y hoy les tengo en un lugar preferente.
Saludos desde la cueva.

Corvan dijo...

Excelente Blog! Felicidades por tu proyecto! Espero pronto iniciar las reseñas de Héroes, que es de los pilares del rock en español. Te invito a darte una vuelta por mi blog, creo que te puede interesar por las cosas que posteas ya que manejo reseñas a detalle de discos, la última precisamente del disco No Line On The Horizon de U2 que sale el proximo 3 de marzo. Pensé que esto podría interesarte, ya que está mucho mejor que los dos discos anteriores de la banda... Si te late intercambiar links dejame un comentario.

Mi blog, lo puedes encontrar en:
La Caverna

Saludos!