sábado, 15 de noviembre de 2008

Para empezar

La verdad, tanto por decir y no saber por donde empezar. Primero, dejar claro que no me considero un experto musical, de esos que se saben hasta el nombre del segundo productor de los Rolling Stones, pasando por la talla de camisa del guitarrista suplente que acompañó a Elvis en su última etapa... veo la música ( la buena, la de verdad) como esa presencia que te envuelve al principio, te acompaña después y termina finalmente formando parte de ti en distintas situaciones y estados de ánimo.

Cierto es que muchas de esas canciones quedaron y van quedando por el camino. Aquellos discos, aquellas canciones que en su día escuché y escuché sin parar y que ahora, mudos en su funda, me miran desde el estante y no puedo devolverles la mirada.

Me quedo con todos esos otros álbunes que empecé comprando en cinta y que todavía hoy oigo, ahora en formato digital. Con esos cds inesperados que encuentras de oferta, de ocasión y que al girarlo, un título, una canción, un recuerdo, me hace comprarlo y hacerlo inseparable. Hacernos inseparables.

Comentar esas canciones, esos artistas, esos estilos, desde el respeto y la admiración. Desarrollar nuestro gusto por ellos y enriquecernos mútuamente en el conocimiento de ese tipo de música es lo que pretendo hacer con todo esto, si la constancia me lo permite. Bienvenidos. Málaga, 15 de noviembre de 2008.

1 comentario:

Blue Monday dijo...

Veo que pasaste por mi cueva y te la quedaste. Voy a hacer lo propio con tu espacio, ahora que lo empiezas. El apoyo es recíproco.
Saludos desde la cueva.