viernes, 2 de enero de 2009

Dire Straits, y una canción que no se olvida.


Pues ante todo felicidades y un buen año por delante, y a continuación voy con una canción de esas que se pueden poner una y otra vez sin que se haga pesada, o al menos a mí me lo parece. La verdad tengo que decir que de grupos anglosajones ando algo escaso, no soy fiel seguidor o superfan de ninguno, o al menos en comparación con los de aquí. Pero por regla general escucho con asiduidad canciones en inglés, de grupos o solistas anglosajones, norteamericanos y demás. La música francesa también me tira, quizás incluso más, y de la japonesa decir que hay un par de grupitos por los que siento debilidad y que espero poner pronto por aquí.

Volviendo a la canción que nos ocupa, estaba cenando con mi familia en Nochebuena cuando mi hermano Sergio y yo nos pusimos a charlar y, no recuerdo ahora exactamente como llegamos a ese punto, de repente acabo contándole una anécdota de esas de " juventud": Contaba yo por entonces con 21 años, una época en la que aún no existían ni los móviles ni internet, ¡ flipa flipa!. Por entonces trabajaba en una pizzería, y acababa de adquirir mi primer coche hacía unos meses. Total que quedé con Jose en la feria del pueblo de su recién estrenada novia, ahora mujer. El lugar en cuestión es Villanueva del Trabuco, provincia de Málaga, a unos 45 kms de la capital. Para situaros del todo, corría septiembre de 1994.

Terminé de trabajar a eso de la 1:30 am y me planté allí con mi flamante Panda celeste. Fue una noche de esas geniales y supersanas que uno recuerda para toda la vida. Un grupo de gente supermaja, a los cuales conocía ya de la recién pasada feria de Málaga, un ambiente fenomenal, soltada de vaquillas a las 8 am y desayuno consistente en un buen papelón de churros comidos tirados en un portal. Salí de allí a eso de las 11 am, sobrio por completo pero cansadísimo. Tanto que primero me fui dirección Granada y tras dar la vuelta pasé el resto del camino sin camiseta, con las ventanillas abiertas por completo y cantando a grito pelado canciones de los " Heroes" para no dormirme. Sin más incidentes que el que me salté un semáforo en rojo, llegué a casa a las 13h pasadas. ¡ Cómo dormí, jajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja!

Para mí, el momento álgido de la noche fue la típica orquesta pachanguera que toca versiones sin parar. Pero ésta, sí señores, sonaba de impresión. Un telón azul con lentejuelas de fondo, un nutrido grupo de músicos muy profesionales, sección de metales, teclados los justos, buenos coros y voces, en general, y sobre todo un guitarrista de color, cincuentón ya y algo gordito, que cantaba estupendamente, a lo James Brown, y tocaba la guitarra de impresión.

Y recuerdo perfectamente como, tras multitud de bises que pedíamos con insistencia las más de 500 personas que llenábamos el recinto, cerraron la actuación con este tema, que aquel señor tocó y cantó como Dios. Cada vez que lo escucho, desde aquel día, me viene a la cabeza ese momento, de lo bien que lo pasamos mientras el cielo se anaranjaba de amanecer tras las montañas; y de lo bien que lo pasé aquella noche. Espero lo disfrutéis vosotros ahora. El señor Mark Knopfler y su banda, los " Dire Straits", con un tema de esos que gustan siempre: " Money for Nothing".

4 comentarios:

Blue Monday dijo...

El tema de Dire Straits fabuloso, aunque para mi ese disco fue su perdición. "Dire Straits" y "Making Movies" son para mi obras maestras, y no te cuento ese doble directo llamado "Alchemy". En cualquier caso lo mejor de tu entrada ha sido recordar aquellos momentos vividos con los amigos no hace tantos años pero que parecen ya tan lejanos.
Saludos desde la cueva.

Er Karcoma dijo...

Y sobre todo ese sonido contundente que tienen en directo, como el que tú citas, para mí mejor que el de estudio. Tienes razón en que ese disco marcó un antes y un después en los Dire Straits, y que desde ese momento comenzaron a languidecer, creo que te refieres a eso. Para mí otra canción, entre muchas, digna de escuchar, " Sultans of Swing"

Sergio dijo...

jajaja...
buenísimo co.. no sigas escribiendo que me quitas el trabajo..
un abrazo hermano!

Sergio dijo...

bueno que es la segunda vez que escribo el comentario que no se grabó...

... que te decía que no escribas más que me vas a dejar sin trabajo...

un abrazo brother!