sábado, 31 de enero de 2009

Sobre Loquillo, Balmoral y su airada juventud


Siempre tenemos artistas, grupos, por los que sentimos una particular debilidad. Del que os hablo hoy decir que es mi favorito por encima de todos, por diferentes razones y motivos. Loquillo madura con el paso de los años, alterna discos muy buenos con otros más normalitos pero siempre consigue engancharme con tal o cual canción, ya sea por la letra, la música o por su forma de interpretarla. El otro día, oyendo una emisora generalista de ámbito nacional, abrieron su ventana con una de sus últimas canciones, y los comentarios que hicieron sobre ella fueron casi en su totalidad iguales a los míos. Decir que con "Balmoral" Loquillo ha logrado reinventarse, subir un escalón en cuanto a calidad, tanto en la música como en las palabras que usa. Separarse de los Trogloditas le ha pasado factura, pero a su favor, contrariamente a lo que en un principio se hubiese podido pensar. Sabino Méndez ha vuelto a colaborar con el Loco tras muchos, muchos años sin hacerlo, y la guitarra de Igor Paskual suena sobre todas las cosas.

De " Balmoral" sólo puede hablarse mucho y bien, independientemente de, como ya hemos comentado en otras entradas, que el artista te caiga mejor o peor, o te identifiques más o menos con su estilo, su ideología o su estética. En los tiempos que corren ( recuerda, Loco, " Porque los tiempos están cambiando sin remisión...") tener en tus manos un trabajo como éste, poder permitirte el lujo de sumergirte en sus letras, en su ambiente, saltar del garrafón a un malta de 12 años, es todo ello una bocanada de aire fresco, un hilo de esperanza para que no todo tiempo pasado haya sido mejor.

Un disco donde una leyenda como Johnny Hallyday se marca un dueto con Loquillo en " Cruzando el Paraiso", un disco que tiene canciones tan versátiles como " Sol", tan profundas como " La Vida es de los que Arriesgan" o tan sólidas como " Hotel Palafox", la propia " Blamoral" o " El Creyente", nunca puede ser un mal disco. Y si, a todo ello, añadimos por cierto la canción de la que os he empezado a hablar, el disco pasa de bueno a muy bueno, e incluso, cuestión de gustos y de opiniones, a excelente. La canción, " Memoria de Jóvenes Airados", sería todo un himno, y puede que vaya camino de serlo, pero eso sí, siempre por el boca a boca, por obra y gracia de un amigo que te la pone, de una emisora local donde la oyes un día por casualidad. Porque las canciones que dicen, los artistas que piensan, las letras que te hacen pensar, están desgraciadamente fuera de toda posibilidad de ser promocionadas...

MEMORIA DE JÓVENES AIRADOS ( El Loko, Susi Koska e Igor paskual)

Nosotros que somos los de entonces
los que no tenemos donde
los que siempre hablamos solos.

Nosotros que no formamos parte
decidimos seguir al margen
viviendo en el alambre.

Memoria de jóvenes airados
vive al norte del futuro
al sur de la esperanza
cautivos en reinos conquistados
donde habitan los silencios
donde ya no queda nada.

Nosotros que estamos siempre alerta
marcamos la diferencia
sin haceros reverencias.

Vivimos, caminamos sin aliados
amamos como soñamos
soñamos siempre armados.

3 comentarios:

FERNANDO dijo...

Esa letra se la envió un fan o se la hizo llegar de alguna manera y ni lo indica ni dice nada estoy flipando, porque juro porque me parta un rayo ahora mismo que muchos meses antes de Balmoral saliera al mercado se la leí aun chico alto en una libreta con otros poemas en Barcelona en el barrio de Gracia. No recuerdo su nombre pero era esa letra estoy completamente seguro porque me impresionó bastante.

Er Karcoma dijo...

Da más datos, el pueblo quiere saber! Gracias por tu comentario, de corazón!

PCPI 2 dijo...

loquillo es muy muy grande, aunque a veces lo veo con otros ojos, pero es grandísimo y sobre todo el rompeolas